La planeación y no poder planear

La clases de planeación estratégica en el seminario fueron las más útiles y las más inútiles de todas que tomé. “Útiles” poruqe me ayudaron a aplicar el modelo de planeación de negocio a la iglesia. Así se evita el síndromo de una iglesia a la deriva.

“Inútiles” porque no puedes planear por Dios. No puedes anticipar lo que hará y lo que no hará. No puedes decirle que esperas que Él cumpla tu plan. Y por último, ¡cómo cuesta saber lo que es el plan estratégico de Dios! Por lo general, Él hace lo que le pega la gana.

Así que miramos a Pablo que quiere entrar a Asia, pero no puede. Atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia — Hechos 16:6 RVR. Pablo se reunió con sus cuates en una planeación estratégica, y PLANEARON ir a Asia. Pero Dios tenía otro plan que ni Pablo anticipaba.

Así que, la vida cristiana es emocionante y difícil. Es emocionante porque Dios siempre saca sorpresas. Es difícil para quienes quieren controlar su propio futuro.

La oración es esperar lo no esperado. Dios siempre responde pero nunca de manera que anticipamos. Así que no trates de adivinar lo que hará Dios. Si tienes una iglesia, no descuidas la planeación. Si planeas, no trates de torcerle el brazo a Dios para que cumpla tu plan.

Después de tomar la clase en el seminario, plasmé un plan ambicioso de cinco años. Entonces Dios hizo algo completamente diferente. Dios hizo caso omiso a mi plan. Las metas que propuse, no se alcanzó. Otras metas que dejé fuera del plan, esas se alcanzaron. Era hasta cierto punto chistoso. La oración entonces es chistosa y divertida.

La invisibilidad

La ciencia ficción siempre toca el tema de la invisibilidad. No soy muy aficionado de la ciencia ficción, pero soy fanático para lo invisible.

Viaje a las estrellas tenía el dispositivo de ocultación.  H.G. Wells inventó el Hombre Invisible. La naturaleza tiene su camuflaje, y el militar tiene su tecnología de eludir radar.

El hombre invisible

El cristianismo tiene la oración. Oramos por cosas no vistas. Cosa ni concebidas en la menta humana. ¡Wow!

Pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? – Rom. 8:24 RVR. Lo importante es fijarse que la esperanza es el motor de la oración. Lo que Romanos dice es no podemos ver la respuesta. Pero sí sabemos que Dios responderá.

No podemos planear la respuesta de Dios. No podemos conceptuarla. No lo podemos ni imaginar. Si hoy te desesperas porque no hay NADA en el horizonte para tu necesidad, entonces allí es donde acciona la fe. Así debe ser. No vaciles, sigue confiando, sigue orando. Dios tiene una respuesta invisible que hará visible pronto.

Si lo puedes ver, no es fe. Si me es invisible, entonces es lo que hará Dios. Para ser cristiano, hay que tener la esperanza.

No estás descalificado

Fascinantemente, Jesús emplea el racismo para enseñar acerca de la fe. Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos. — Marcos 7:27 RVR.

El trata con la sirofenicia quien pide libertad y sanidad para su hija endemoniada. Muchos se pierden de las sutilezas de la biblia. Cuando Jesús ofrece agua viva a la samaritana(Juan 4), por lo menos ella es medio judía. Pero la sirofenicia es del todo gentil, inalterablemente excluída del reino de Dios (bajo el viejo régimen). Los judíos los llamaban “perros” y Jesús probando su fe utiliza el mismo feo término.

Es decir, ¿no sabes que supuestamente eres descalificada para un milagro? Sea por un hiper optimismo o sencilla desesperación, pero ella no se desanima y la palabra “descalificada” no pertenece a su léxico.

Vaya — ella dice. No me importa si me insultas. Llámame perro, pero aun los perros comen las migajas de la mesa. La reacción inmediata de Jesús despide la noción que Él sea racista: Por esta palabra, ve; el demonio ha salido de tu hija. — Marcos 7:29 RVR.

Precisa entender que no estás descalificado de recibir un milagro. Eso es fe. Al orar, destierra de la mente que estás descalificado de recibir un milagro. Muchos predicadores tratan de poner requisitos para un milagro. Están intentando explicar por qué algunos no reciben un milagro. Pero yo digo que debemos deshacernos de los requisitos y debemos reforzar la fe de la gente.

George Washington Carver

 

Liberado de esclavitud cuando era pequeño, George Washington Carver se durmió en una granja para recibir una preparación académica. Le negaron entrada a varias universidades por ser negro pero eventualmente se graduó de estudios de botánica de  Iowa State Agricultural College. Allí fue el primer negro de alumno y por su inteligencia el primer profesor negro también.

El monumento nacional

Pero se trasladó al Tuskegee Institute, para ayudar a otros negros que batallaban, donde se quedó 47 años desarrollando un departamento fuerte de agronomía.Viendo el suelo exhausto de repetidos cultivos de algodón, recomendó rotar cultivos y inventó cientos de usos para el maní, que hasta entonces se usó solo para engordar los marranos. (Gracias a Carver, tenemos mantequilla de maní.)

Esta estampilla le honró

Un cristiano devoto, él predicó a Cristo como mediador de la armonía racial y la igualdad social. Fue inducido a la Sociedad Real Artes de Inglaterra, uno de solo pocos estadounidenses para recibir ese honor. Tres presidentes estadounidenses lo consultaron, asimismo el fabricante de automóviles Henry Ford. En Diamond, Missouri, se erigió un monumento en su honor.

Es una inspiración no solo para negros sino para cualquiera que tiene que

su lugar preferido, el laboratorio

sobreponerse a demasiada adversidad para lograr el bien y alcanzar las alturas. Ten paciencia al trabajar duro para lograr tu destino dado de Dios. No te desmayes por los reveses de fortuna.

 

Lo suficientemente pronto

Si no puedes ver la luz al final del túnel, tal vez sea muy largo el túnel. No te desesperes, no te rindas. Dios no te está golpeando ni se ha vuelto contra ti. No coloca minas antipersonal en tu camino. El cuadro del ángel de Jehová que salió con espada para golpear a Balaam no es para ti.

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis — Jer. 29:11 RVR. En todo el canon, ese verso hace éco hacia el futuro y hacia el pasado. De Génesis a Apocalipsis, esta escritura suena. Su contexto: Dios acaba de castigar a los judíos, enviándolos al cautiverio babilónico.

Están confundidos, aturdidos y sobrecargados. Los castigos parecen insoportables, el exterminio virtual del pueblo de Dios sobre la faz de la tierra. Cuando ya no tenían esperanza, Dios les entrega esa profecía: tengan esperanza. En el cautiverio, Dios los prosperó y los favoreció (piensa en Mardoqueo y Ester). Después, Dios los hizo regresar a Israel (piensa en Esdras y Nehemías).

Los pensamientos de Dios hacia nosotros son semejantes para prosperarnos. Cuando te sientes ya neurótico como que de guerra, mira arriba hacia Dios en oración. Él te prosperará lo suficientemente pronto.

El blog de Manuel

Hasta me llevé puesta una corbata este domingo, y Rosa ni se fijó.

Hola. Me llamo Manuel. Mi papá me dijo que necesitaba escribir en su blog una vez a la semana. Debía escribir de mi relación con Dios. Voy a nombre mi blog el Blog of the Wimpy Christian porque se basa en mi libro favorito. El libro favorito de mi papá es la biblia.

Como decía, estoy orando por Rosa. Es la chica más fascinante de la iglesia. Pero ni reconoce mi existencia. Así que yo no sé de esta cosa que se llama oración. No mucho me ha funcionado.

Me arriesga a que me ridiculizaron con llevarme puesto la corbata porque eso sí que es fuera de onda para la juventud. A Rosa le gusta un tipo Walter que dice “¡Amen!” y “¡Aleluia!” en medio del sermón.

Yo nunca haría eso porque todos los demás jóvenes me mirarían como que si fuera de otro mundo yo. Sería mi desgracia. Me excluyerían de las amistades. Una vez que gritas “¡Amen!” durante la prédica y te etiquetan de “uno de los extraños miembros de la iglesia”.

Cuando aparecí en la iglesia con corbata, mis amigos me apuntaba y se soplaban con risas. Ya que ella no apreció mi esfuerzo, jamás lo vuelvo a hacer.

Tu familia es tu tesoro

Roberto también completó la “semana del infierno” de acondicionamiento físico para el fútbol americano del colegio

Cuando éramos misioneros sin dinero, intenté sacar a pasear a mi hija (quien ahora tiene 16 años) como una cita de papá e hija. Me temo admitir que por falta de finanzas, no lo hice casi nunca. Mi hijo, Roberto quería compartir de la diversión, así que propuse un día de diversión solo con él. Pero se quedó en veremos porque nunca vimos dinero.

Se lanza Roberto para cubrir el espacio en defensa

Se vio a bien Dios para traernos a EEUU, y por fin puede hacer esas cosas. Llevé a Roberto a un torneo este fin de semana, y pasamos dos días juntos. Entre partidos de su club Santa Monica United, vimos a la película de “el Asombrante Hombrearaña”. Al final de los partidos el sábado

Le gusta hacer muecas para las fotos

y el domingo, comió su hamburguesa favorita In-n-Out (¡comió 10 carnes!) Le dije que Dios estaba ayudándonos a ponernos al día por el tiempo perdido.

El ministerio siempre requiere de nuestro tiempo y parece que Dios mismo quiere que dejemos olvidados a nuestras familias para cuidar de tanta oveja necesitada. PERO no queremos nuestros hijos se conviertan en ovejas perdidas por nuestra negligencia. Doy gracias a Dios que me trajo de regreso a los EEUU con una carga menor de ministerio para poder ministrar a mi familia.

El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición — Mal. 4:6 RVR. Encuentra tiempo y dinero para tus hijos.

Valiente

Al contrario de películas populares, ser valiente no es cuestión de ser pendenciera, tener mucho pelo rojo imposible de peinar y disparar flechas. No, ser valiente es seguir en el ministerio aun cuando no haya finanzas.

¡Tienes que ser valientes para aguantarlo! Hombre, podrías dejarlo todo y dedicarte a utilidades fácil, especialmente si vives en los E$tado$ Unido$ y no en el Ter:(er Mundo.

Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová. — Sal. 27:14 RVR. Cuando ni siquiera para un helado puedes sacar a tus hijos, necesitas la valentía para seguir en el púlpito. Cuando sus zapatos se desgastan… Cuando la última vez que sacaste a pasear a tu esposa fue cuando no tenía canas…

La biblia enseña la paciencia — y la valentía. Quietamente confía al Señor y Él será tu libertador.

¿No más te ríes mirando la princesa valiente? Ser valiente en verdad no es de risas.

No son artistas de graffiti normal

En vez de pintura de espray, estos usan linternas, batones de tráfico, luces led, bengalas, luces de xenón y reflectores. Su arte solo aparece en película de larga exposición, así que no se mancha la propiedad sino que crea una obra de capricho, de belleza, de calígrafia o de ciencia ficción.

Se llaman artistas de graffiti de luz o pintores de luz y sus obras son encantadoras. Pablo Picasso experimentó con este arte en sus últimos años. Una nueva generación de artistas de vanguardia, ahora armados con lo último de tecnología, están dando rienda suelta a su imaginación. El artista no aparece, pues se mueve rápidamente en la oscuridad y solo la luz se capta en la exposición de largo plazo. A veces se dejan aparecer, quedando por algún tiempo detenido en una parte de la foto. ¡Tú puedes hacer este arte si tienes el equipo!

¿No debe ser bella la Luz? Deja que tu luz brille de tal manera hoy que una persona tome pausa y se note. Que admiren el Autor de luces.

 

Concentrar una fuerza

 

Un casco funciona por el principio de la físicia fundamental llamado distribuir una fuerza. El golpe se esparce sobre todo el casco plástico de manera que no afecta directamente a un solo lugar del cráneo.

Presionar una tachuela funciona al revés. Se llama concentrar una fuerza. Tu dedo aplica presión sobre un superficie grande que se reduce al pin y a la punta. Se inserta a la pared, no a tu dedo.

Cuando nos unimos en la oración, concentramos una fuerza. Cuando apoyamos a un hermano necesitado, estamos distribuyendo un golpe. Algunos piensan que ya no necesitan a la iglesia. Se pierden del poder de la unidad.