Vuelta – una lección de la batalla de Shiloh

Tropas confederados sorprendieron al Gral. Grant con sus fuerzas junto al río Tennessee el 6 de abril, 1862, y atacaron con miras de perseguirlos hasta el pantano donde acabarían con ellos y pondrían un alto a la incursión en el Sur. Después de matar a miles y hacerlos retroceder durante todo el día, el Gral. Beauregard tuvo razón de proclamar en telegrama a su presidente Jefferson Davis: ¡VICTORIA CONTUNDENTE! Sin embargo, él ignoraba que Grant recibía 15,000 efectivos esa misma noche en el desembarco de Pittsburg.

Grant fumaba un puro debajo de un árbol, protegido de la lluvia, después de cesar la batalla. El Gral. Sherman le dijo: Bueno, Grant, hemos tenido el día mismo del diablo, ¿no?

Sí. contestó Grant, soplando humo. Pero mañana los batiremos.

Beauregard pensaba que en el segundo día los empujaría al río. Pero esta vez fue él que se sorprendió cuando Grant contra-atacó con tropas frescas.

Siempre hay una vuelta. La cosas te van mal en el ministerio… bastante mal. Pero Dios va a desplegar recursos estratégicos y las pérdidas de hoy se convertirán en las victorias de mañana. Por eso oramos… para la vuelta. Jesús dijo: ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles? — Mateo. 26:53 RVR. ¡Eso es el poder disponible para nosotros también! Solo ora y la ayuda estará en camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s