Un caballo de carreras llamado Secretariat

Para ver Secretariat era reírse de la compemtencia. Al purasangre le gustó empezar de último y después salir de estampida para pasar los otros caballos, a menudo en el tramo final. ¡Cómo le gustaba correr! Parecía sonreírse al correr.

Después de ganar el Kentucky Derby y el Preakness en 1,973, Secretariat parecía a punto de triunfar en el Belmont y llegar a ser el primer ganador del Triple Crown en 25 años. Pero su viejo rival, Sham, se interpuso en el camino. Desde el inicio Secretariat gallopó a primer lugar. Su velocidad era tal que su dueña temía que no podría seguir por tan gran distancia. Pero Secretariat nunca se disminuyó de velocidad y ganó por un record 31 extensiones de caballo.

Cuando Secretariat se murió en 1989, el doctor que realizó su necropsia descubrió que el corazón del caballo era doble de tamaño normal. He aquí, la clave de su éxito. La máquina potente bombeaba abundante oxígeno a su sistema, posibilitando velocidad y resistencia.

Cuando otros miran tu ministerio, lo descuentan por razones superficiales. Pero Dios no mira la superficie. El ve lo que cuenta, cuán grande sea tu corazón. Ganar no depende de cuan grande sea ni tu iglesia ni tu presupuesto sino que cuán grande sea tu corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s