Recursos no vistos

¿Estamos ciegos por la desesperación? El recurso allí estaba todo el tiempo. Agar echó a su hijo debajo de un arbusto en el desierto y vagaba dando alaridos. Rehusó verlo morir. Dios respondió con misericordia. Dios no CREO agua, es decir, como de una roca. El sencillamente le MOSTRO el agua que ya estaba allí.

Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua; y fue y llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho.  – Gén. 21:19 RVR

¿Está el recurso por lo cual clamas allí mismo enfrente de ti? Tal vez sí. Estás tan al punto de la deseperación que no puedes ver la salida a tu problema. El colmo de frustración te ciega. El recurso ya lo tienes — Dios ha provisto. Pero no lo ves.

No ores hoy para que te dé recurso. Ora que Dios te abra los ojos para que veas el recurso que ya está pero aún no lo utilizas.

Ismael, el hijo de Agar, se salvó. Llegó a ser un gran nación. Al contrario de críticas por todos lados, recibió bendición de Dios. De alguna manera, se formó parte del plan de Dios. Sus descendientes, los árabes, necesitan la salvación hoy ni más ni menos que todos los demás pecadores del mundo la necesitan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s