Dios te eligió

Uno de mis equipos gana, el otro pierde, así que no es el entrenador quien hace la diferencia. Son los chicos.

Al ver mi equipo Napoli demoler a sus oponentes, me di cuenta que la victoria no yacía en brillantez táctica de entrenador ni en superior entreno. La victoria se ganó cuando seleccioné a los jóvenes. Sencillamente, escogí a los jugadores que combinaban bien juntos, cada uno ejecutando su función eficientamente.

¡Dios te escogió para su equipo! El tiene equipo ganador. Conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección. — 1 Tes. 1:4 RVR.

Te escogió para salvación. Te escogió para ministerio. Dios elegió un equipo ganador y eres parte de él. Motívate al enfrentar otro día de labor no apreciada. Tu trabajo sin recibir aplausos es para el reino y contribuye a la victoria.

En el futbol, la gente vitorea los goleadores. Pero la jugada nace en la defensa, progresa a través del medio campo y solo culmina con los delanteros. Cada quien que toca la pelota tiene parte de la victoria. Estás cumpliendo el plan de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s