Tu actitud es todo

Como para tantas cosas en la vida, tu actitud es clave para la oración tambiénç

De 10 leprosos, solo uno regresó para darle las gracias a Jesús.  (Lu. 17:17-18) Tener gratitud por lo que ya tenemos es importante al pedir más a Dios. Dicha gratitud no debe impedir el pedir más, pero alabanza y acción de gracias deben acompañar el hecho de hacer petición. Sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, CON ACCION DE GRACIAS. . — Fil 4:6 RVR (mayúsculas para énfasis)

Otra trampa es intentar convencerle a Dios que NUESTRO plan debe ser SU plan. ¡Qué ridículo¡ No obstante, somos culpables con frecuencia. Primero acepta el plan de Dios, y luego ora para circunstancias mejores. Aún Jesús dijo, “No mi voluntad sino la tuya sea hecha”. (Lu. 22:42)

Al entrar a tu aposento alto, examina tu actitud. ¿Son tus oraciones clamores desesperadas de fe o quejas egoístas? ¿Tenemos en mente las cosas de Dios o nuestras cosas? Recuerda: no es tener palabras correctas sino una actitud correcta. ¡Una actitud correcta lleva a oraciones correctas lleva a respuestas!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s