Rehusó escapar

Tres veces los nazis ofrecieron a Janusz Korczak la oportunidad de escapar. Como autor famoso a nivel internacional y como intelectual, el pediatra judío, encabezado de un orfanato en Warsaw, recibiría un trato especial… si así lo quisiera.

Pero Janusz determinó quedarse con sus encargados, 192 huérfanos judíos. Cuando los nazis los deportaron al campamento de exterminación de Treblinka, Janusz mintió a los chicos. Les dijo que se vistieran su mejor ropa porque era día de excursión. Salieron en dos columnas aquel día de agosto 1942. A la cabeza iba un muchacho que tocaba el violín. Al final, Janusz cargaba a dos niños incapaces de hacer la caminata. Ignoraban su suerte porque Janusz no quería que sufrieran llorando.

Para los niños, no había esperanza. Pero Janusz se hubiera salvado. Una leyenda urbana sostiene que el oficial del SS, uno que le gustaba un libro para niños escrito por Janusz, le rogaba que se escapara. Rehusó. Se quedaría con sus niños hasta el final — y moriría con ellos.

Janusz — para sus niños —pagó el último precio. ¿Cuál es el precio que estás indispuesto a pagar — para Dios?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s