‘Una insinuación desde el cielo´

Como judío en la ocupación nazi de Vienna, Victor Frankl sabía que deportaciones progresivas y sistemáticas le tocarían a él eventualmente. Para mientras, su profesión como encabezado del centro neuroglógico del Hospital Rothschild, le proporcionó una cierta protección temporánea. Por suerte, recibió  la visa para emigrar a los Estados Unidos.

Pero él se preocupaba si era correcto dejar a sus padres. Ellos no tendrían oportunidad de escapar. ¿Debería él huír para EEUU o quedarse con sus padres? El esperaba una respuesta de arriba, como dijo, “una insinuación desde el cielo.”

Un día, le preguntó a su papá acerca de un pedazo de mármol. Era parte de los escombros de la sinagoga derribada por los nazis, explicó su papá. De hecho, era parte de los diez mandamientos. Por casualidad, era parte del quinto mandamiento: Honra a tu padre y a tu madre…

Frankl supo que esta conversación, este pedazo de mármol como recuerdo, era su “insinuación desde el cielo”. Se quedó en Vienna y eventualmente fue deportado a un campamento de concentración. Fue uno de los pocos que sobrevivieron.

Estar en el ministerio — escoger vivir con menos — requiere valentía descomunal. Es contra sentido; nadie entiende lo que haces. ¿Por qué no huyes a una vida de dinero y comodidad? Pero la inspiración te mantiene marchando. Otra “insinuación desde el cielo” es lo único que necesitas para perseguir tu llamado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s