No aparente

Le dijeron que se callara. Clamoreaba mucho más. A ella le dijo que era perra. Pidió una migaja de la mesa.

¿Qué se hace cuando parece que Dios dice que no? Bartimeo seguió en pedir. De hecho, gritaba más recio (Mar. 10:48). La cananea no se enojó. Dijo: Sí, pero… Jesús la puso a prueba fuertemente. Al principio, no le contestó. Después la matrató. Ella persistió en pedir. Aún los ¨perrillos” comen las migajas que caen de la mesa de su amo. Su fe impactó a Jesús. Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. (Mat 15:28).

Cuesta saber cuando “no” sea verdadera y definitivamente “no” de Dios. Así que, si lo que pides nos contradiga la Palabra de Dios, continúa pidiendo y esperando pacientemente. Podrías pedir algo que Dios no te va a dar. Pero el otro extremo es peor. Podrías perder el corazón y la fe y dejar de creer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s