Admirable humildad

Pocos discutirán que Lionel Messi es el mejor jugador de futbol del momento. En los años 2,009, 2,010 y 2,011, ganó el reconocimiento para el mejor jugador mundial de FIFA. Ha ganado cinco ligas españolas y dos Champion´s Leagues con su club FC Barcelona. Un zurdo, Messi bailotea entre los mejores defensores como que viviera en otra dimensión.

Extrañamente es humilde.

El argentino se siente incómodo al recibir un galardón en las ceremonias. Nunca habla mal de sus competidores. Siempre reconoce una deuda de gratitud a su club, FC Barcelona, por cuanto pagó su tratamiento de deficiencia de hormona de crecimiento cuando él tenía apenas 11 años.

En esta época pos Joe Namath cuando super atletas pregonan su propia grandeza, Messi es un respiro de aire puro. Es un ejemplo de carácter cristiano aun cuando no sea evangélico.

¿Por qué? Porque es agradecido y humilde. Cuando oramos por más finanzas y por avivamiento, precisa mantenernos agradecidos por lo que Dios ya nos dio, precisa mantenernos humildes en la oración pacientemente esperando a Dios. La oración es una humildad, es reconocer nuestras insuficiencias y reconocer nuestra dependencia de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s