Nueve de 10 y el Sueño Grande

El Pastor Mike Hagoski con su hijo y con mis hijos en frente del edificio. Es más largo que ancho.

He aquí, la diferencia que hace la oración: Cuando primero llegué a Guatemala como misionero, trabajaba DURO. Pero nueve de 10 cosas salían mal; solo una salía bien. Suponía que así era normal para un pionero.

Después de años de afanarme así, Dios cambió mi horario. Me dio más tiempo para orar, así que oraba con más intensidad y por más tiempo. Estaba frustrado con lo poco que se rendía. Me di cuenta que trabajaba demasiado por tan poquito fruto. Entonces, me di por vencido en mis propias labores y decidí dejar que Dios trabajara en vez de mí.

¿El resultado? Nueve de 10 cosas funcionaban, solo una salía mal.

Luego conseguí mi Sueño Grande — comprar un edificio grande que a la vez daba espacio para el colegio (escuela privada). Eso nunca hubiera ocurrido bajo el viejo régimen de labor intensa — aun si hubiera laborado por décadas. No, eso sucedió de repente, poderosamente — se podría decir, sin esfuerzo. ¿Por qué? Porque más esfuerzo se invertía en la oración, no en el desgaste humano.

No me malentiendas. No estoy hablando de un pastor perezoso tomando una limonada en su hamaca. Por naturaleza, soy “trabajólico” y siempre abunda el trabajo. Solo digo que ya no escatimaba lo que más contaba, la oración. La oración llegó a ser mi prioridad número uno, no solo un accesorio del ministerio.

Entonces, ¿quieres tener nueve éxitos por 10 intentos? ¿o nuevo fracasos? ¿Quieres lograr tu Sueño Grande? Entonces, que se doblen rodillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s