La inversión de Dios

Manchester City no había ganado un campeonato nacional por 44 años. Es muuuuuucho tiempo. Pero este perdedor probable acaba de silenciar a sus críticos y superar a sus vecinos rivales odiosos, Manchester United. No soy aficionado de City, pero me llama la atención cuando se supera las posibilidades.

La victoria se compró a un alto preció. El dueño del club, un multimillonario por petroleo, el jeque Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, desembolsó   $2 mil millones para ensamblar a algunos de los mejores jugadores del mundo en su nuevo equipo. Así es la nueva realidad del fútbol. Quien gasta más, gana.

Pero lo interesante del caso es la comparación con el reino de Dios. Porque nuestro Padre Celestial nos compró para su equipo. Su compra fue extremadamente mucho más que $2 mil millones. Fue la sangre de su único Hijo. Piénsalo, si tienes riquezas inagotables, entonces cualquier precio es una nadería. Pero si después, tienes solo un hijo, te duele entregarlo.

De manera has sido comprado por un ALTO PRECIO. Eres parte del equipo ganador de Dios. Vive inspirado hoy, manaña y siempre. Que te motive este conocimiento y que ministres tu sumo esfuerzo para su alteza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s