El equipo, no un individuo, gana


Fernando Torres, ganador de la Bota de Oro

España dio cátedra del futbol ayer al triunfar 4-0 sobre Italia y así llegar a ser la primera nación para ganar consecutivamente tres títulos mayores: la Eurocopa, la Copa Mundial y la Eurocopa. Lo lograron sin choque de personalidades.

Por contraste, Holanda se derrumbó en etapa de grupos y se quedó bien corto de las expectativas. Arjen Robben se quitó su camisola enojadamente y se salió del estadio porque lo sustituyeron. Se dejaron ver las fisuras.

Unidad = Victoria

España enseñó como ganar. Superestrellas no jugaron egoísticamente, armando goles para otros en vez de disparar ellos mismos. En el último gol del torneo, Fernando Torres enganchó un pase para su compañero cuando fácil hubiera hecho el gol él mismo. Tal desinterés lo hubiera costado la Bota de Oro

Este triunfo de equipo es una lección para la iglesia. Nuestra cultura dicta que el individuo triunfa (Superman, Rambo y otra larga lista de películas promueven este mito). Pero la biblia dice que es su iglesia, una colección de gente, que prevalece.  Edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. — Mat. 16:18 RVR.

Para lograr esta sumamente importante unidad (ve ejemplos de unidad = avivamiento en el libro de Hechos), urge la humildad, siempre fuera de moda con la carne. Cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido. — Lu. 14:11 RVR. Robben debiera aprender de la biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s