Gracias, Dios, por todos los problemas

Todos los milagros de la biblia tienen una cosa en común. Empezaron como problemas.

Grande o pequeño, horrible o estremecedor, no importa lo que sea el problema. Lleva a un milagro. Mientras mayor el problema, mayor el milagro. Mientras peor, mejor. Mientras más desesperante, más glorioso el milagro será al final.

¿Estás pasando penas económicas? Empieza a alabar a Dios por la escaséz. Eso es fe. Alábale por el problema porque un GRAN milagro viene. Hoy estás angustiado, mañana regocijado. Empieza riéndote de tu problema hoy, mirando hacia lo que hará Dios mañana.

No se puede ver como contestará Dios. Si se pudiera, no se necesitaría fe. La gente de la biblia tampoco podía prever las respuestas tampoco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s