Una invención para el ministerio

La cremallera se inventó para reemplazar de 20 a 40 botones en cada zaapato. Soldados en la Guerra Civil de España, descontentos que los chocolates se derritieron en sus bolsas, idearon una superficie protectora de azucar durgo — así se dio a luz los M&Ms. Charles Goodyear accidentalmente dejo hule maya sobre un horno caliento con sulfer y hierro y lo estabilizó.

Las invenciones han facilitado la vida, y la han hecho más productiva. Hoy en día, los teléfonos inteligentes y el internet avanzan a velocidad vertiginosa. Disneylandia una vez exhibió una casa del futuro pero el futuro mismo la rebasó.

Lee en línea de la inteligencia artificial y econtrarás prognosticadores que preven no solo robots con inteligencia humana sino humanos con inteligencia artificial. Implanta un chip en tu cerebro, baja un curso de estudio, y el conocimiento interactúa sin impedimento con el pensamiento biológico. Te vas a Venicia hablando el italiano sino haberlo estudiado.

Debieran inventar una forma más rápida, más productiva, más agradable de hacer el ministerio.

Ah bien. Ya lo hicieron. Se llama la oración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s