No al pánico, sí a la diversión

Si alguna vez has encabezado una grande empresa para la iglesia, has sentido el pánico. Te da en algún momento, probablemente cerca de la salida a escenario, esa sensación que en vez de congelar, todo se descongela. Saldrás humillado, un hazmereír.

Acabo de montar el desfile de nuestra iglesia para el 4 de julio, con banda marcial, elementos coreografiados de bandarinas chinas y aun un águila calvo al estilo de un dragón chino que corría cuatro hombres. Más de una vez sentí que desmayaba durante los preparativos.

Pero en el Día de la Independencia, Dios fue fiel, como siempre lo es, para hacerlo un éxito. Nos divertimos muchísimo. No hay nada mejor que servir a Dios.

Así que, no te de pánico. Confía, ora, haz grandes cosas en Dios. No te aburras al servirle a Dios por cuanto te limites a intentar solo lo familiar, lo fácil. Sueña en grande y atrévete a llevarlo a cabo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s