Calzada romana

La calzada romana fue construída de siete niveles, con tecnología que resistía el congelamiento, permitía el drenaje y duraba con lo menos de reparaciones posible. Era lisa y recta, diseñada para transportar materiales pesadas de construcción y ejércitos rápidamente de una provincia a otra.

Con el advenimiento de la bicicleta y después el automóvil en la primera parte del siglo 1900, se necesitaban calles duras en ambos Europa y Estados Unidos. Aprovechando de los conocimientos de sus ancestros romanos, inicialmente los europeos rindieron mejor ingenería que los estadounidenses.  No fue hasta después de varios intentos torpes con madera y con hierro que los americanos perfeccionaron el arte. La industria de transporte deshacía neustras primeras carreteras.

Un pastor y un líder crstiano están pavimentando el camino ante los nuevos conversos. Cristo dijo: Yo soy EL CAMINO, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. — Juan 14:6 RVR (mayúsculas mías). Se rellenaron barrancos y se escarbaron pasos a través de las montañas. La estabilidad del imperio dependía del enlace de 400,000 de kilómetros de caminos. Tú como líder tiene que forjar el camino delante del nuevo converso para establecerlo. Es una labor intensiva, por eso te ha comisionado Cristo. Trabaja en tu ministerio de tal manera que tu construcción de cristianos los ayuda a viajar la distancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s