El borde del sobre

Mientras los ingenieros calculan matematicamente las capacidades de un nuevo aeronave, son los pilotos de prueba que peligran vida al encontrar “el borde del sobre”, las limitantes reales de una avión nueva. Traspasa esa limitación operacional y te mueres.

Por supuesto, el cuadro orgulloso de pilotos de prueba siempre están tratando de superar el uno al otro en establecer un nuevo record al ir al extremo. Quieren empujar la limitación hacia afuera y mejorar las calificaciones anteriores.

Pablo hace eso. Está buscando la pronunciación más extrema de las capacidades de Dios, está sobrepasando el borde del sobre, las limitaciones del lenguaje, para enfatizar el sobrecargado poder de Dios, cuando dice: Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros — Ef. 3:20 RVR.

Cuando estudiaba el griego koiné, me di cuenta de eso. A Pablo le hacen falta palabras para igualar la realidad de Dios. Emplea multíples superlativos y todavía queda corto. El poder de Dios sobrepasa lo que puede expesar cualquier idioma.

Por la limitación de lenguaje, ¿limitamos la fe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s