Se hizo rico Salomón

El jóven rey Salomón pidió sabeduría — para beneficiar al pueblo, no a él mismo. Eso complació tanto a Dios que El concedió riquezas y larga vida también para Salomón.

Salomón hizo ángeles de oro para el templo

He aquí un clave extravagante: ora para otros más que para ti mismo. Cuando Dios ve tu corazón, El te dará hasta lo que no has pedido.

Porque has demandado esto, y no pediste para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, sino que demandaste para ti inteligencia para oír juicio, he aquí lo he hecho conforme a tus palabras… Y aun también te he dado las cosas que no pediste, riquezas y gloria, de tal manera que entre los reyes ninguno haya como tú en todos tus días. – 1 Reyes 3:11-13 (RVR).

El palacio de Salomón era lujoso

La nación entera se prosperó de tal manera que  porque la plata en tiempo de Salomón no era apreciada. — 1 Reyes 10:21 RVR.

¡A cualquiera le gustaría tal prosperidad! Pero no cualquiera entiende esta gran paradoja. Salomón recibió lo que no buscó Buscó el bien de otros y Dios le dio el bien a él. Asegúrate que tus oraciones son lo suficientemente orientadas hacia otros. Corta un tanto el “yo, yo, yo” porque pueda que por eso “tú, tú, tú” no recibes de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s