Glow sticks y el evangelio

Si calientas un glow stick, brillará más. Si lo enfrías, durará más (pero con menos luz).

Glow sticks funcionan por la mezcla de dos químicas que solo se juntan cuando el exterior tubo flexible se dobla, quebrando una ampolla interior.

Cuando osalato de difenil reacciona con peróxido de hidrógeno, emite luz.

Inventores pensaron que serían mejores que bengalas para peligros de carretera. Pero vendedores ambulantes han hecho plata distribuyéndolos en actividades nocturnas de muchedumbre.

Cuando el cristiano permite que se quiebra su interior, y cuando mezcla biblia con oración, la fe resultante emite luz. Caliéntala, y se brilla más. Pero necesitas seguir agregando ingredientes para que no se apague.

El inventor del Evangelio de luz tuvo el propósito de que su brillar se salvara gente de los peligros del pecado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s