El tabernáculo de reunión

El niño llora, espantado, a solos en la casa, por los truenos y relámpagos que parecen tumbar su hogar. Cuando llega Papá, encarama en su regazo y su abrazo y los sollozos cesan. Los temores desvanecen porque Papá lo protege.

La oración es más que hacer peticiones. Es estar con Dios. Somos sus hijos, Él, nuestro Padre. Recuerda que el tabernáculo del arca se llama “tabernáculo de reunión”, reunirse con Dios. Y Moisés tomó el tabernáculo, y lo levantó lejos, fuera del campamento, y lo llamó el Tabernáculo de Reunión. Y cualquiera que buscaba a Jehová, salía al tabernáculo de reunión que estaba fuera del campamento. — Ex. 33:7 RVR.

Encarama al regazo del Señor y tus temores desaparecerán. Solo estáte con Él y olvidarás tus penas aquí en la tierra. Olvídate de los rayos que provocan terror en tu corazón. Estás con Papí, nada te atemoriza ya. Descansa y confía, abrazado de su amor. Eso es parte de la oración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s