Lo suficientemente pronto

Si no puedes ver la luz al final del túnel, tal vez sea muy largo el túnel. No te desesperes, no te rindas. Dios no te está golpeando ni se ha vuelto contra ti. No coloca minas antipersonal en tu camino. El cuadro del ángel de Jehová que salió con espada para golpear a Balaam no es para ti.

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis — Jer. 29:11 RVR. En todo el canon, ese verso hace éco hacia el futuro y hacia el pasado. De Génesis a Apocalipsis, esta escritura suena. Su contexto: Dios acaba de castigar a los judíos, enviándolos al cautiverio babilónico.

Están confundidos, aturdidos y sobrecargados. Los castigos parecen insoportables, el exterminio virtual del pueblo de Dios sobre la faz de la tierra. Cuando ya no tenían esperanza, Dios les entrega esa profecía: tengan esperanza. En el cautiverio, Dios los prosperó y los favoreció (piensa en Mardoqueo y Ester). Después, Dios los hizo regresar a Israel (piensa en Esdras y Nehemías).

Los pensamientos de Dios hacia nosotros son semejantes para prosperarnos. Cuando te sientes ya neurótico como que de guerra, mira arriba hacia Dios en oración. Él te prosperará lo suficientemente pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s